sábado, 15 de diciembre de 2012

El hobbit: Un viaje inesperado

Unos cuantos años antes de los acontecimientos de El Señor de los Anillos, Bilbo Bolsón, un apacible hobbit de la Comarca, es reclutado por el mago Gandalf y un grupo de enanos para una misión que supondrá toda una aventura: recuperar el tesoro custodiado por Smaug, un fiero dragón.

Y de nuevo, vuelve la Tierra Media a la gran pantalla. En esta ocasión, me será difícil no spoilear, dado que asumo que casi todo el mundo que me lea se ha leído el libro (igual que ESDLA, evidentemente), así que trataré de no hablar del argumento, y si de los detalles técnicos.

Para empezar, mencionaré el a mi juicio aspecto más positivo de esta nueva película: su humor. Sin ser una comedia, resulta mucho más divertida, menos trascendente quizás, que ESDLA. Si extiendes el principio de la Compañía del Anillo un poco, tienes una idea aproximada de lo que es. Hay bastantes gags, tanto de situación como de diálogo, sobre todo los generados por los enanos.

En segundo término, los efectos visuales, muy mejorados respecto a ESDLA. Me han gustado especialmente los nuevos wargos, pero todo en general está muy bien hecho. Los orcos, los enanos... todo está muy bien hecho, resulta una delicia visual.

En cuanto al polémico 48 FPS, bien, yo he notado una franca mejora en las escenas de acción, resultan mucho más espectaculares, sobre todo las panorámicas, pero las escenas pausadas se resienten un poco, parece que estás viendo un vídeo a cámara rápida (cuando cabalgan se ve un poco saltos, por ejemplo). Personalmente, en próximas producciones aceleraría solamente algunas escenas. Espero que esto os sirva para decidir si vale la pena verla en 48 FPS o no. Lo que sí recomiendo es el 3D, esta es de esas películas que gana si la ves en este formato, tiene escenas diseñadas para verse en tres dimensiones, y muchos detalles mejoran con ellas.

Por otro lado, tiene algunas escenas (el principio y una por en medio) de enlace con ESDLA, necesarios en este caso para que quede clara la vinculación entre ambas películas. Son añadidos que no aparecen en el libro, pero bueno, quizás sean necesarios, más pensando en como es el cine actual. Respecto a esto, si está bien adaptada o no, sinceramente no me acuerdo, hace un porrón de años que leí El hobbit (y ESDLA, evidentemente xD), y no recuerdo si las cosas están narradas como en la película. Valga decir que los enanos, gracias a los juegos de rol y otras obras de fantasía, han evolucionado muchísimo, y esa evolución se notó tanto en Gimli como en Thorin Escudo de Roble y compañía.

Y hablando de enanos, confirmo el tópico: realmente, son como samurais. No solo en personalidad, por temas de honor y demás, sino que encima, pelean como tales. Y qué decir de la escena más famosa del libro (la de los acertijos, y no espoileo más, quien lo haya leído sabrá por donde voy). Simplemente genial, con los efectos CGI muy mejorados con respecto a ESDLA.

En cuanto a puntos negativos... bueno, el único que podría serlo, es su falta de originalidad. Quiero decir, son los mismos orcos, los mismos elfos, los mismos hobbits... en resumen, todo muy parecido a sus predecesoras (y secuelas a la vez, curiosamente). Pero bueno, ese mismo principio se puede aplicar a James Bond, a Star Wars, a... tantas y tantas. Realmente, eso va a estropear la calidad de una película? Yo no lo creo.

Y nada más, esto es lo que da de sí El hobbit, que no es poco. Ahora, a esperar a la segunda parte, mientras tanto... la aventura ha empezado de nuevo!

sábado, 27 de octubre de 2012

Looper

En el futuro los viajes en el tiempo serán posibles, pero ilegales, a la par que los sistemas de identificación de cadáveres habrán avanzado tanto que será imposible deshacerse de un cadáver. Uniendo estas dos contingencias, la mafia hará que sus víctimas sean enviadas treinta años en el pasado para ser eliminadas por unos asesinos a sueldo llamados Loopers. La forma de que la mafia te cese como Looper es enviarte a ti mismo al pasado para que te autoelimines. Así lo harán con un Looper llamado Joe, pero las cosas no serán como se espera...

Antes de decir lo que es Looper, voy a empezar diciendo lo que no es. Looper no es un derroche de acción, ni un prodigio de efectos especiales. No es una historia que se base en el efectismo para conseguir su propósito, ni tampoco un espectáculo visual de dos horas.

Y qué es Looper? Sencillamente... una obra maestra. Una película con un guión sólido, consistente, que debe ser analizado a medida que se visiona el filme y mucho después. Su director, Rian Johnson, conjuga diversos elementos de la ciencia ficción (cyberpunk, viajes en el tiempo, poderes psíquicos...), les da una vuelta de tuerca y, muy importante, les da un toque de cine negro omnipresente en toda la película. Las interpretaciones son increíbles, con un Bruce Willis y un Joseph Gordon-Levitt (actor que, poco a poco, se va convirtiendo en lo mejorcito de Hollywood) que nos ofrecen dos interpretaciones del mismo personaje, Emily Blunt genial, un reencuentro con un actor tan entrañable como Jeff Daniels, y sobre todo la del pequeño Pierce Gagnon como Cid, papel absorbente y bestial que te hace tragar saliva.

Lo cierto es que esta película me ha recordado a varias, pero solamente para ver reminiscencias de lo mejor de ellas. El futuro cercano con toques cyberpunk recuerda a Blade Runner, y también a Akira. No solamente me ha recordado a Akira en esto, sino también en el tratamiento de los poderes psíquicos, y en ciertos personajes de peso en la trama que no revelaré para no hacer spoilers. También son inevitables las referencias a 12 monos, el encuentro del yo pasado con el yo futuro y la presencia de Willis, y por supuesto a una de mis obras favoritas de la ciencia ficción: Dark City. No en el argumento, que es totalmente diferente, pero sí en la mezcla entre cine negro y ciencia ficción, que demuestra que ambos géneros no solamente son compatibles sino que se llevan estupendamente, algo acertadísimo a mi juicio. Pero no solo en eso, también en que la historia es compleja, con varias lecturas y varios niveles de complejidad. Paradojas temporales, evolución, personajes que se encuentran con ellos mismos tanto literal como espiritualmente, viajes de condenación y redención... todos esos elementos, y más, se encuentran presentes en Looper, una historia tan bien hilvanada que su final (que, lógicamente, no voy a desvelar) deja sin aliento...

Y lo mejor de ese hilván es que los guionistas dejan suficiente espacio como para que cada espectador saque sus propias conclusiones. Algunas situaciones se explican de forma somera, dando suficientes datos pero no tantos como para mascártelo y digerírtelo, prefiriendo que tú mismo respondas a tus propias preguntas.

Por supuesto, esa es su gran virtud... y su gran defecto. Requiere un gran grado de inmersión en la historia por parte del espectador. Esto, para los que no estén acostumbrados a este tipo de historias (que rozan con la ciencia ficción dura), puede echar a muchos para atrás. Looper es claramente una de esas películas que o te encantan o la odias, no tiene punto medio. En mi caso, es la primera opción, y estoy seguro que puede satisfacer los paladares de cualquiera a quien le guste la buena ciencia ficción y el buen cine. No obstante, y lo reconozco, es más complicada de entender que, por ejemplo, Los Vengadores, lo cual no es necesariamente malo, pero en una industria como la del cine puede redundar en perjuicio de sus creadores...

De todas formas, es una historia que se disfruta al 100%, si sabes lo que vas a ver. Así que nada, ya solamente me resta deciros que os levantéis de vuestros asientos y vayáis ya mismo a ver Looper. De obligado visionado para los amantes de las buenas historias, el cine negro y la ciencia ficción.

Nos vemos por el tiempo

jueves, 30 de agosto de 2012

La invención de Hugo

Ante todo, sé que normalmente critico estrenos de cine, pero tras ver esta película en DVD, considero que merece la pena ser comentada.

Hugo Cabret es un niño que vive en el París de los años 20, en una estación de tren poniendo en hora sus relojes. En su casa, guarda un misterioso autómata estropeado que no puede arreglar. Un día, por una serie de circunstancias, traba amistad con una niña y su padre adoptivo, quien guarda un secreto que hará ver a Hugo la importancia del autómata y, de paso, le hará encontrar su papel en la vida...

Que Martin Scorsese es un gran director todos los sabemos, pero que un hombre de 70 años se pueda reinventar como lo hace este hombre en La invención de Hugo, me parece algo admirable. Scorsese se pasa al cine familiar, y lo hace de forma magistral. La invención de Hugo no es solo una película para todos los públicos, es una demostración de que el cine no es solamente una máquina de hacer dinero, sino que tiene un objetivo claro que muchas veces se olvida: hacernos soñar, hacer que nos evadamos de la realidad y entremos en el mágico mundo mostrado en la pantalla, que nos riamos, lloremos, nos aterrorizemos, nos ilusionemos, en definitiva, nos emocionemos con lo que tenemos delante. Scorsese consigue esto y mucho más, en una historia tan absolutamente simple como brillante.

Porque La invención de Hugo no cae en la típica sensiblería de las películas infantiles. Siempre he encontrado un poco cargante que los guionistas de cine para niños asuman que sus espectadores son tontos. Un niño puede disfrutar de historias complejas (dentro de un límite, claro) si estas se le presentan de forma adecuada. Y esta, lo hace. No sé si Scorsese o John Logan hablarían con pedagogos o psiquiatras antes de hacer el filme o el guión (respectivamente), pero desde luego consiguen hilvanar una historia que te atrapa, te engancha, te hace disfrutar de principio a fin. Se puede ser gracioso sin llegar a hacer el payaso, y se puede ser entrañable sin llegar a la ñoñería, y Scorsese lo demuestra. Una historia sólida, disfrutable a cualquier edad, y cuyo interés no decae en ningún momento.

Otra de sus grandes bazas son las interpretaciones. Ben Kingsley está inconmensurable, para mí uno de los mejores papeles de su carrera, como ese anciano cascarrabias que a medida que se desvela su secreto, resulta progresivamente más entrañable, construye a su personaje a la perfección teniendo siempre en cuenta al espectador y sus reacciones. Su protagonista, Asa Butterfield, tampoco se queda atrás, este actor infantil ya demostró sobradamente su talento en El niño del pijama de rayas, aquí llena la pantalla, con esos enormes y expresivos ojos azules que le dan una inusitada fuerza al personaje de Hugo. Sin duda, la elección perfecta para el papel protagonista. Chloë Grace Moretz es otra de las grandes bazas del filme. Yo la descubrí en Kick-Ass, y me impresionó su talento para ser tan joven. Aquí lo confirmo. Una maravillosa actriz con mucho futuro por delante. Y atención a los secundarios, que no tienen desperdicio. Christopher Lee cambia de registro por completo en este film, ofreciéndonos un librero capaz de tocar el corazón de cualquiera pese a la brevedad de su papel, y Sacha Baron Cohen aporta el necesario contrapunto cómico, encarnando a un jefe de estación algo patoso con un perro más listo de lo que parece que seguro hará las delicias de los más pequeños. Quizás el único fallo que le vi a la película sea su excesiva presencia en la pantalla, yo personalmente habría eliminado algunas de las escenas en las que aparece este personaje, pero también entiendo que hay que ser consecuente con el público infantil, y que es necesario poner situaciones cómicas, de otra forma los más pequeños se agobiarían.

Todo esto, por supuesto, sin olvidar al genio que está detrás de las cámaras. Esta película es casi una autobiografía, Scorsese demuestra aquí que no sólo es un gran cineasta sino también un cinéfilo empedernido. Que cuando se sienta en una butaca de cine lo hace como nosotros, dispuesto a disfrutar, a soñar, a dejarse llevar y a comer palomitas. Que el buen cine no tiene edad, y que da igual los años en los que te encuentres con la magia, está ahí para ti siempre. Me quito el sombrero ante el trabajo de este hombre, que demuestra que el ingenio no tiene edad, y que se puede cambiar la forma de hacer las cosas sin que por ello se pierda un ápice de genialidad. Sin desmerecer sus trabajos anteriores, La invención de Hugo es una obra maestra, aunque claro, habría que preguntarse qué película suya no lo es...

Respecto a los efectos especiales, son tan maravillosos como todo el resto (ganaron el Oscar, no lo olvidemos). Y lo son porque, una vez más, demuestran una máxima de la que muchos cineastas de grandes presupuestos se olvidan: que los efectos deben estar supeditados a la historia, y no al revés. Tiene escenas memorables, como la del tren o la de las hojas volando, los 170 millones de dólares que costó la película están aprovechados hasta el último céntimo. Por otro lado, la fotografía es hermosísima (también ganó el Oscar), en la línea de Amelie o Delicatessen, con unas increíbles vistas de París, una estación de tren fabulosa y otros detalles, como la escena del reloj, una de las mejores de la película a mi juicio. Y qué decir de la banda sonora, casi omnipresente durante el film. Howard Shore compone una partitura acorde con el resto de la película, que nos muestra de forma perfecta las emociones y sentimientos de los personajes, y sirve tanto para amenizar, hacer reír y emocionar en los momentos justos.

Creo que hacía como diez años que no veía una película así, un rara habis destinado a paladearse cada cierto tiempo y dejarse atrapar por su compleja simplicidad. Mágica, maravillosa, inconmensurable, irrepetible, se me acaban los adjetivos para definir esta  obra maestra. Y tú, si no la has visto, ¿a qué esperas?.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Prometheus

Una coincidencia en unas pinturas rupestres halladas en diversas excavaciones a lo largo del mundo lleva a la empresa Weyland a lanzar la Prometheus, una nave de exploración, a un planeta lejano, con el objetivo de descubrir su significado. Lo que hallarán allí, algo que entronca con el origen de nuestra propia raza, va mucho más allá de lo que habían imaginado...

Película realizada por Ridley Scott como precuela de Alien, me ha provocado una mezcla de sensaciones. El director ya comentó que no le gustaba el resultado a partir de Alien 3, y que quería ahondar en el inicio de la saga, en lo que ocurrió antes de que el xenomorfo apareciese en la nave Nostromo. No obstante, Scott va más allá, y mezcla la más pura ciencia ficción dura de filmes como, por ejemplo, 2001: Una odisea en el espacio con el estilo Alien. Esto provoca un resultado más de ciencia ficción que de terror, más drama que de acción, que entiendo que haya echado para atrás a los fans más acérrimos de su secuela realizada más de 30 años antes. No obstante, a mí no me ha parecido negativo. Es cierto que te tienes que aislar un poco de Alien, no puedes esperar lo mismo que de la otra película, ni más ni menos, sino sencillamente algo distinto.

Vamos con los aspectos. Positivos? Para mí, el principal es que se recupera a Giger como diseñador, algo que se perdió en las últimas entregas de Alien (y no recuerdo si lo fichó Cameron para Aliens), y la verdad, se agradece muchísimo. El diseño de decorados y criaturas es impecable, remite irremediablemente a sus predecesoras/continuaciones, y es lo más magnífico del filme. El diseño de la parte "humana" también está muy bien, dentro de la línea de la saga, aunque echo de menos la combinación "amarillo-negro" de Aliens. Los efectos especiales cumplen, aunque Scott no comete el error de supeditar el guión a los efectos, lo cual es muy positivo. La banda sonora está muy bien, y los actores cumplen, salvo quizás Charlize Theron, que aparece poco para su nivel. Noomi Rapace está bien, pero en algunas escenas queda un pelín carapalo, no puede llevar ella sola el peso del filme, por suerte tiene un eficaz elenco a su alrededor. No obstante, Michael Fassbender, como androide, es quizás el que se lleva la palma, con un personaje construido combinando a Ash y a Bishop, que se perfila como el antepasado tecnológico de estos. Detalle que me ha encantado: es mucho más lovecraftiana en sus diseños que las anteriores, no sé si por decisión expresa de Giger o de forma incidental.

Y ahora, los fallos, que los tiene. El desarrollo argumental es bastante parecido a Alien, con algunas excepciones (sobre todo al final), y hay algunas lagunas de guion. No obstante, salvando esto, el desarrollo es correcto en todos sus aspectos. Como bien digo, los efectos especiales están bien hechos, pero podrían estar mejor, no innova mucho en ese aspecto, y la complejidad argumental tratada en el filme seguramente es lo que hace que los fans de Alien echen pestes, y también gran parte del público. Es lo malo de los argumentos complejos y la ciencia ficción moderna: no se llevan bien, y la gente que espera entrar en la sala de cine esperando espectacularidad sale muy escamada... No obstante, si sabes lo que vas a ver, no decepciona para nada.

Y eso es lo que da de sí Prometheus. Scott intentando recuperar la seriedad de su criatura, y eliminando la paja creada alrededor de esta a lo largo de muchos años. Ahora, a ver si le funciona.

sábado, 21 de julio de 2012

El Caballero Oscuro: La leyenda renace

Han pasado ocho años desde que Bruce Wayne se vistiera por última vez de Batman. Ahora, atormentado por su pasado, deberá reasumir su papel de héroe para salvar a Gotham de Bane, un peligroso terrorista que crea el caos por donde pasa, en un viaje de redención y renacimiento.

Antes de empezar con la crítica, os remito a la de El Caballero Oscuro, que he pegado en el blog para la ocasión: http://criticasmuyconstructivas.blogspot.com.es/2012/07/el-caballero-oscuro.html

Recuerdo cuando salí del cine después de ver El Caballero Oscuro. Las sensaciones ante lo que vi eran inenarrables. Entré pensando "No puede ser, no se puede superar Batman Begins, como mucho se puede hacer una película a la misma altura". Me equivoqué. El desarrollo argumental, los personajes, el guión y el increíble final, para mí uno de los mejores de la historia del cine. Especialmente, una frase que me dejó clavado en la butaca: "Seré lo que Gotham necesite que sea", frase que resumía perfectamente lo que es un héroe y hasta donde está dispuesto a llegar. No obstante, tanta magnificencia tenía un lado malo, era inevitable preguntarse: "¿Y ahora que? ¿Se puede superar esto?" Christopher Nolan se había puesto el listón tan alto, que era muy difícil la autosuperación...

Por suerte, en ningún momento lo intenta. Nolan y su equipo son grandes cineastas que entienden el producto que tienen en las manos, por lo que en esta tercera parte hacen exactamente lo que se espera: contar el final de la saga, el Batman crepuscular y atormentado que resurge de sus cenizas para luego desaparecer en las sombras. Como referencias, tres cómics que diría que fueron influencia directa en este TDKR: Batman: The Dark Knight Returns (curiosamente, con las mismas siglas), donde también un Batman mayor vuelve a salvar Gotham, Knightfall, que es la saga comiquera de Bane y tiene bastantes similitudes con la película, y No man's land, donde también un terrorista amenaza Gotham. La combinación de estos tres argumentos, junto a lo aportado por sus creadores, conforman un increíble coctel que se disfruta de principio a fin. En ningún momento caen en el exceso, llevan las cosas con una precisión tan milimétrica como en las anteriores partes. No dejan ningún cabo suelto, todo ocurre como debe ocurrir y en el momento justo. Además, se introducen algunos elementos y conceptos de los cómics, al igual que en las otras partes, de manera justa y medida, de nuevo sin caer en el exceso.

Respecto al final, que lógicamente no puedo desvelar, solo diré que acaba exactamente como tiene que acabar. Es un buen final, muy bueno... el problema es que el final de El Caballero Oscuro es demasiado bueno (al igual que el de Batman Begins, todo hay que decirlo). Aún así, como digo, es un cierre magnífico a la saga, la conclusión lógica de toda la cadena de acontecimientos. Deja claro que no habrá una continuación, y realmente, te deja un buen sabor de boca.

En cuanto a los actores, geniales, como siempre. Quizás la interpretación de Marion Cotillard flojea un poco, pero el resto están inconmensurables. Anne Hathaway como Catwoman y Joseph Gordon-Levitt como John Blake están geniales, y el resto nos ofrece la calidad de siempre. Quizás de los veteranos, el que más me ha gustado haya sido Gary Oldman, siempre ha ofrecido un buen Comisario Gordon pero en esta está brillante, especialmente en algunos trozos de la cinta.

En resumen, 100% recomendable, el cierre perfecto de la saga de superhéroes más valorada y apreciada de todos los tiempos. Batman vuelve a resurgir, por última vez, para salvar a su amada Gotham, en El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace.

El Caballero Oscuro


Bien, no miento si confieso que estaba esperando este momento como agua de mayo. Ante todo, os digo que probablemente se me escaparán cosas del argumento de la película en esta crítica, así que si no la has visto no sigas leyendo, y disfruta de este film antes de decidir si lo que digo es cierto o no.

Y ahora, sin mas, la critica de The Dark Knight/El Caballero Oscuro.

Uno siempre va a ver este tipo de películas con un cierto resquemor. Tanta promoción, tantas buenas críticas... piensas "¿Y si lo exageran?", "¿Y si se están dejando llevar por el entusiasmo?", "¿Y si tenemos TANTAS ganas de ver Batman Begins que nos da igual como sea la segunda parte?". Pero, por una vez, todas las expectativas se han cumplido. Christopher Nowlan y David S. Goyer nos ofrecen una película soberbia, milimétricamente calculada y que no deja nada al azar.
Su tono se aleja del típico de un film de superheroes, acercándose más bien al del cine negro y la novela gráfica. Debo aclarar que el título, The Dark Knight, también es el de la considerada mejor obra sobre el hombre murciélago, que en España fue traducida como "El Señor de la Noche". Siempre me he preguntado por que no la tradujeron así en su versión en castellano y lo hicieron literalmente, pero al verla encontré la respuesta.

¿Pero de qué va fundamentalmente El Caballero Oscuro? Si la primera nos introducía de lleno en el origen de Batman, y nos explicaba las razones que le llevaron a ser lo que es, esta segunda parte ahonda en la motivación del personaje. No olvidemos que Batman no es un héroe nacido de la esperanza, sino de la tragedia. No vuela, ni tiene superfuerza, ni le rebotan las balas: es un hombre normal, un justiciero enmascarado que hace lo que hace porque prometió que nadie más sufriría lo que sufrió el. Esto es lo que Nowlan plantea en este segundo film, vemos como Bruce Wayne se debate entre su deber como símbolo y su parte humana, como se plantea si está haciendo lo correcto, y como sus acciones traen consecuencias que ni el mismo esperaba, y que debe afrontar de la única forma en que puede hacerlo, lo cual desemboca en el impactante final, donde el título de la película cobra pleno sentido cuando sale de labios de Jim Gordon.

Evidentemente, todo heroe necesita villanos, y en esta película los hay. Nada menos que tres: repite el espantapájaros, que aunque aparece fugazmente permite enlazar The Dark Knight con Batman Begins (aunque los que hayan visto el DVD Batman: Guardian de Gotham también tienen un enlace allí, y viendo la película muchas de las cosas que aparecen en los cortos de animación cobran sentido). Por otro lado, la escena de su detención nos permite ver el calado que tiene Batman entre la gente, con unos imitadores que reparten justicia a punta de pistola.
Pero, por supuesto, los villanos que se llevan la palma son Joker y Dos Caras. Con el permiso de Jack Nicholson, Heath Ledger ofrece una interpretación increible, digna de un Oscar póstumo (una pena lo de este actor, que en este film demuestra que podía codearse con los grandes. Por supuesto, la película está dedicada a el). Un Joker mucho más realista y maduro que el de Burton, dotado de un sadismo y una mala baba dignas de loa, y que es el contrapunto perfecto al protagonista. Un villano impactante, cuyas "bromas" no son gratuitas y tienen un profundo significado, aunque en una vena psicótica, que ofrece momentos verdaderamente memorables. Quizás, como me señaló Ingwell por msn, falta un poco más de enfrentamiento entre ambos personajes. Imagino que eso lo dejarían para la tercera parte, retratando en esta como el payaso del crímen se convierte en el rey de los bajos fondos de Gotham, pero por desgracia esto nunca ocurrirá ya que han dicho que nadie que no sea Ledger va a interpretar al Joker, al menos en la versión de Nowlan.

Y por otro lado, está Dos Caras. Fundamentalmente, la película cuenta su origen y la transición de incorrupto fiscal del distrito a loco peligroso. Lo cierto es que el cine le debía algo a este personaje, no podía quedarse en un "pseudo Joker con media cara rosa en vez de blanca", que era lo que aparecía en Batman Forever. Este Dos Caras es maduro y atrayente, entendemos muy bien las razones que causan su locura (creo que es otra de las razones por las que no han mostrado el origen del Joker, querían centrarse en Dos Caras), y que decir de Aaron Eckhart, ofrece una interpretación muy poderosa, que rivaliza con las de Bale o Ledger, un personaje bien construido y que sin duda dará mucho juego en la esperada tercera parte.

Por otro lado, las interpretaciones de Michael Caine y Morgan Freeman, geniales como siempre, y especialmente la de Gary Oldman como Comisario Gordon, otro personaje olvidado de la mano de Burton, y que aquí ahonda en su relación de amistad y respeto con Batman, la cual siempre ha mantenido en los comics. Sencillamente, magistral. En cuanto a Rachel Dawson, que aquí es sustituida por Magie Gyllenhaal (ya se sabe, Cruise y la cienciología no perdonan... por cierto, su hermano, Jake Gyllenhaal, protagonizó Brokeback Mountain junto a Ledger), aporta también un nexo con Batman Begins y un vínculo entre Bruce Wayne y Harvey Dent, siendo pieza clave en la transición de este a Dos Caras (detalle secundario, por cierto, debe ser la primera vez que el superhéroe no salva a la chica jejeje).

Bien, no se me ocurre que más decir, una pelicula redonda en todos los sentidos. Rubricaré micrítica con una de las frases más ingeniosas del film:

El no es el héroe que Gotham merece, pero sí el que necesita. Es... un CABALLERO OSCURO

sábado, 7 de julio de 2012

The amazing Spider-man


La historia es por todos conocida: Peter Parker es picado por una araña radiactiva que le confiere las habilidades de una araña y le convierte en el asombroso Spiderman.

Nueva vuelta de tuerca al superhéroe más famoso de Marvel Comics. Tras los pobres resultados de la tercera parte, se hacía necesario este remake, el cual pretende corregir los errores de la película de Sam Raimi, y lo consigue en parte. El director, que por cierto se llama nada menos que Marc Webb, lo consigue en parte. Por un lado, Spiderman es más fiel al cómic en varios aspectos: lleva los lanzarredes (en la de Raimi su propio cuerpo generaba las telarañas), su uniforme se ve más casero y menos espectacular, el propio Spiderman es menos corpulento que el anterior, se han hecho esfuerzos por reproducir esas poses imposibles del cómic,es más vulnerable (le hieren, sangra, etc), su novia es Gwen Stacy (la primera novia de los cómics) y se da más importancia al tío Ben y a Flash Thompson. Por otro lado, se introducen una serie de pequeños cambios que la alejan un poco de la fuente original, a saber: la tía May es algo más joven, Spiderman no gana dinero en la lucha libre (aunque se hace un guiño a esto), no se dice en ningún momento la importante frase "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", y alguna diferencia menor.

Aquí Spiderman es más joven, está en primero o segundo de universidad,y la historia se desarrolla de forma más pausada, no tan rápida, lo que permite desarrollar más la relación con el tío Ben y con el padre de Gwen (que no salía en la película anterior, y es un importante punto de inflexión en la historia del trepamuros). Se plantea un nuevo pasado para los padres de Peter, siendo su padre un eminente científico, y J. Jonah Jameson y Norman Osborn no aparecen por ningún lado, supongo que se los reservan para la segunda parte.También la elección del villano es significativa: el Lagarto, enemigo de segunda de Spiderman, que deja entrever que nos espera algo más grande, retos más complicados.
Vamos con las interpretaciones. A mi juicio, Andrew Garfield le da cien mil vueltas a Tobey Maguire, resulta mucho más maduro, atormentado y realista que el anterior. Emma Stone está muy bien como Gwen Stacy, y por supuesto, Martin Sheen y Denis Leary demuestran su veteranía.

En cuanto a los efectos especiales, son todo lo espectaculares que se puede esperar en una producción de este tipo. ATENCIÓN, IMPRESCINDIBLE VERLA EN 3D. Las escenas en las que Spiderman se balancea entre los edificios están pensadas para verlas en este formato, hay partes que, imagino, en 2D deben perder muchísimo, especialmente las imágenes de cámara subjetiva y una secuencia hacia el final que no voy a contar para no spoilear. Lo cierto es que se ha hecho un verdadero esfuerzo para explotar al máximo el 3D y que no te decepcione pagar ese dinero de más. Estaría bien que otras producciones siguieran ese ejemplo...

Y eso es todo lo que da de sí este nuevo Spiderman (que, por cierto, sigue siendo Spiderman para nosotros, y no "Espaiderman"), que no es poco, precisamente. Ahora, a ver qué nos depara la segunda parte...

domingo, 13 de mayo de 2012

Sombras tenebrosas

Barnabas Collins es convertido en vampiro y enterrado "vivo" por la mujer obsesionada con él, la bruja Angelique Bouchard. Doscientos años después de estos hechos, vuelve al mundo para encontrar a su familia arruinada y en decadencia. Barnabas hará lo posible por levantar de nuevo el legado de los Collins.

Llega la nueva colaboración del enésimo tandem Burton+Depp. ¿Y qué podemos encontrar? Desde luego, no el mejor Burton, no el de Sleepy Hollow o Eduardo Manostijeras, pero tampoco el de El planeta de los simios. Valga decir que no he visto ni Alicia en... ni Sweeney Todd, por lo que no puedo compararla con estos últimos trabajos. Bien, la premisa, la idea base (que está basada en una serie de televisión americana de los 60) me ha parecido buena, y puede dar para una buena comedia de terror, con gags muy divertidos... y eso es exactamente lo que es, buena, sin llegar a extraordinaria. Tiene momentos divertidos, algún chiste genial (como el de Mefistófeles), pero la mayoría de situaciones no pasan de buenas. Por otro lado, alarga demasiado algunos trozos, aunque valga decir que, si los acortara, perdería coherencia argumental... lo que no quita para que me haya parecido que tiene un metraje un tanto excesivo. Es aquello de "le sobra algo, pero no sé decir el qué".

Por otro lado, están las interpretaciones, que en esto sí que considero que Burton es un maestro, sabe sacar mucho partido a los actores que maneja si se siente cómodo en su gotimundo (supongo que por eso siempre trabaja con los mismos, claro). Depp está muy bien, Eva Green también, y atención al plantel de secundarios que conforman el reparto coral. Nada menos que Michelle Pfeiffer (con quien ya trabajó en Batman Returns), Christopher Lee (que ha participado en cinco películas suyas), su esposa Helena Bonham Carter (con quien ha colaborado en siete películas), Jackie Earle Harley (Rorschach en Watchmen) y Chloe Grace Moretz (Hit Girl en Kick-Ass). Estos dos últimos, a mi juicio, hacen las mejores interpretaciones, aunque en general es un filme muy trabajado en ese sentido.

En cuanto al efectismo "made in Burton", pues ahí está, con toda la goticidad y "oscuridad no cruel" que caracterizan al director. Recuerda a Pesadilla antes de Navidad, a Sleepy Hollow, a La novia cadáver, a... en resumen, a casi todos sus filmes. La atmósfera está muy bien conseguida, resultando una maravillosa película de ambiente... pero bueno, ¿no es así con todos sus filmes más característicos?. La música de Danny Elfman, como siempre, es genial, con una partitura acorde con el argumento y las imágenes del filme.

No obstante, como digo, el problema de esta película está en su desarrollo. Está bien, pero no mata. Divierte, pero no apasiona. Asusta, pero no aterroriza. Estamos ante un producto que se mueve a caballo entre varios géneros sin acabar de cuajar en ninguno. Esto, quizás, pueda confundir, y desde luego le resta calidad a un producto que, si se hubiera pulido más en alguno de sus aspectos, podría haber sido uno de los mejores trabajos del director. No siendo así, se queda en un filme pasable y entretenido, que se disfruta pero del que no se sale pensando que has visto una obra maestra... aunque imagino que los fans acerrimos del director, que serán quienes más disfruten de la película, opinarán diferente de mi.

Y eso es lo que da de sí "Sombras tenebrosas", que no es ni mucho ni poco.

martes, 1 de mayo de 2012

Los Vengadores

El Capitán América. Iron Man. Thor. Hulk. La Viuda Negra. Ojo de Halcón. Personas extraordinarias, con poderes y habilidades fuera de lo común. Ahora, deberán unirse para vencer la amenaza de Loki, un dios asgardiano que pretende dominar el mundo con un ejército alienígena. Ellos son... LOS VENGADORES!!!!!

La verdad, no tenía mucha fe en este film. Quiero decir, no es que Joss Whedon me parezca un mal director, pero después de ver Buffy, dudaba un poco de si podría estar a la altura. No obstante, lo que he visto ha superado mis expectativas con creces. Los Vengadores es un magnífico film de superhéroes, bien hecho, bien llevado y bien concluido. Se saca punta de los personajes más representativos del universo Marvel, especialmente de Iron Man, principal motor de la película. Acción, mucha acción, y mucho humor se combinan para formar una película más que decente, una genial adaptación de uno de los grupos míticos de los cómics.

Lo cierto es que apenas se le pueden sacar fallos a esta película. Como mucho, quizás, un guión algo simple, cosa por otro lado que no me sorprende (estamos hablando de cine de superhéroes, es decir, puramente comercial), pero no por ello malo. Aparte de eso, todo lo demás son virtudes. Personajes muy bien cogidos, situaciones lógicas dentro del universo comiquero y mucho espectáculo, efectos especiales acojonantes y acción a tope. Hasta me gustó Ojo de Halcón, y mira que este personaje no me gusta mucho en el cómic, pero aquí lo convierten en algo cinematográficamente muy atractivo (al ser un personaje poco conocido fuera del fandom, podían hacer lo que quisieran con él, claro). Por otro lado, un gran acierto incluir a la Viuda Negra como primera vengadora, para mi gusto era una de las mejores opciones junto a la Bruja Escarlata. El resto, tal como se espera de ellos. El Capitán América es el líder natural (me encanta que le hayan quitado esa vena tan megapatriótica que tiene en los cómics, aunque ya su película auguraba lo que finalmente ha ocurrido, que estaba pensado para ser el líder de este grupo), Iron Man el cerebro (y el gracioso, evidentemente), y los otros dos, los músculos. Respecto a la ausencia de Edward Norton, la verdad, a los cinco minutos ya te has olvidado de él. Mark Ruffalo le replica a la perfección aunque no sea tan famoso, y total, lo que estás esperando ver es a Hulk, por lo que te da un poco igual quién haga de Bruce Banner. Sí que tiene algunos diálogos inteligentes, de tecnojerga comiquera, pero nada que no pueda lidiar con maestría. Una pena que no salga la Visión, pero bueno, espero con avidez la segura segunda parte...

Lo cierto es que, a mi juicio, supera con creces al resto de adaptaciones Marvel alrededor de este proyecto, quizás con la excepción de Iron Man. Por cierto, un consejo: si no has visto alguna de ellas (Iron Man 1 y 2, El increíble Hulk, Thor y Capitán América: el primer Vengador), míratelas antes de ir al cine a ver Los Vengadores, de lo contrario puedes perderte algún detalle importante. Si ya las has visto... pues nada, disfruta de la culminación de este macroproyecto que nos ha tenido a los fans esperando durante cinco años. Personalmente, la sitúo como una de las mejores películas de héroes que he visto, junto a los dos Batman de Nolan, X-Men 2 y Superman.

En cuanto a las escenas post-créditos, hay una hacia la mitad de los mismos... y ya está, no hace falta que os quedéis a ver toda la película, una vez pase esta, os podéis levantar de la butaca. Respecto a esta escena, me hace pensar que en la segunda parte saldrán más Vengadores... Visión, te necesitamos!!!!!

Y esto es lo que da de sí esta película, que no es poco, ni malo. Ahora, a esperar a ver qué se está cocinando en la segunda parte. Mientras tanto... AVENGERS ASSEMBLE!!!!!!!!!!

sábado, 21 de abril de 2012

Los juegos del hambre

En un presente/futuro distópico, la capital de Panem tiene bajo un dominio tiránico una serie de provincias denominadas Distritos. Hace tiempo, estas se unieron en una rebelión contra la capital, pero fracasaron. Desde entonces, los tiránicos gobernantes de un mundo post-apocalíptico obligan a organizar cada año un concurso televisado llamado "Los juegos del hambre", en los que cada distrito envía a dos jóvenes a enfrentarse en un combate por la supervivencia hasta que solo queda uno. En esta ocasión, el distrito 12 (el más pobre de todos) enviará a Katniss Everdeen, una experta arquera, y a Peeta Mellark, quienes tendrán que ingeniárselas para sobrevivir.

Llegó el gran acontecimiento, el blockbuster del año, la película destinada a romper todas las taquillas y a convertirse en la sucesora de Harry Potter y Crepúsculo. Basada en el best-seller de Suzanne Collins, lo cierto es que resulta una curiosa mezcla entre "Perseguido" y "Battle Royale", bebiendo un poco de ambas. Por un lado, la atracción mediática de la violencia, presentada en el film de Arnold Schwarzenegger, y por otro el hecho de ver adolescentes masacrándose entre ellos, como ya vimos en la película del nipón Fukasaku. Los juegos del hambre viene a estar a caballo entre ambas producciones.

Y ahora, os preguntaréis: "Pero, ¿te ha gustado?" Pues no me ha disgustado. Lo cierto es que arranca muy bien, nos presenta la sociedad futura/presente (no se aclara si lo que vemos es una divergencia en la historia o sencillamente el futuro, aunque tampoco importa demasiado), deja claro que los ricos son muy ricos y los pobres muy pobres, y enseña de forma clara el estado policial cuasifascista en el que viven los distritos. En cuanto a la segunda parte... bien, de esa me encargo ahora...

Quizás esa mencionada segunda parte es la que menos me ha gustado. Me refiero al concurso en sí, a los juegos del hambre propiamente dichos. No es que esté mal, pero le falta algo de violencia, se queda un tanto light. Yo personalmente habría hecho este trozo un poco más sangriento, ojo, no estoy hablando de gore extremo (que no me gusta si no va acompañado de una buena dosis de humor, como Braindead), pero se nota demasiado la "influencia Crepúsculo", y que la cinta está enfocada al público adolescente de la época. La mayoría de muertes no se ven en pantalla (desconozco si se describen en la novela), los personajes apenas muestran sus habilidades, salvando a la protagonista y una chica experta en lanzar cuchillos, y realmente no llegas a empatizar mucho con los participantes, de forma que tampoco te importa demasiado su destino. Aparte, eché de menos un body count más eficaz, a lo Battle Royale, había momentos que no me quedaba muy claro cuantos quedaban vivos...

Aparte de esto, la película se disfruta bien. Tiene algún fallo menor de guión (por ejemplo, al principio la protagonista no parece saber lo que es un sinsajo, una especie de pájaro, pero luego reconoce el canto de estos sin problemas), pero nada demasiado reseñable como para hacer que te levantes de la butaca. Los actores cumplen, a los jóvenes se les nota que tienen pocas tablas, no obstante cumplen bien con su papel, especialmente los dos protagonistas, y el elenco de secundarios es para quitarse el sombrero: el  veterano y siempre magnífico Donald Sutherland, el histriónico y divertido Stanley Tucci, que se le nota muy relajado y a sus anchas en este papel, el cantante y sex symbol Lenny Kravitz, en su tercer papel, y un más que estupendo Woody Harrelson, en uno de los mejores papeles de su carrera a mi juicio , si exceptuamos "El escándalo de Larry Flint", donde hizo una interpretación para la que parecía haber nacido.


Por otro lado, la reflexión de hasta qué punto la violencia es adictiva, y el hecho de ver a jóvenes matándose es atractivo, es un punto interesante de la cinta, al igual que ocurría con Perseguido. Además, se muestra de forma clara la manipulación que hacen de nosotros los medios de comunicación, no se hace ningún tipo de cortapisa en ese sentido, lo cual me pareció muy loable por parte del director Gary Ross. ¿Quizás sea porque el cine es el único espectáculo que sabes de antemano que es mentira? No lo sé, y no sé si Collins lo refleja también en sus libros, pero me parece un aspecto positivo de la cinta, que la convierte en algo bastante interesante, sobre todo al final. Realmente, sirve para amenizar una segunda parte que, sin ese aspecto, resultaría algo sosa, tal como digo en el párrafo anterior.


En cuanto a efectos especiales y escenografía, la verdad es que la película cumple de sobras. El mundo distópico está muy bien recreado, como digo más arriba las diferencias entre clases sociales se dejan ver claramente, y aunque los efectos no son para echar cohetes - tampoco esperaba otra cosa, evidentemente en este sentido no le pido lo mismo a este film que a Ira de Titanes o Vengadores, por ejemplo - bastan para lo que se quiere mostrar en pantalla. A destacar en este sentido el TGV que lleva a los protas de su distrito al capitolio, que me gustó especialmente.

Bien, un segundo "fallo" que se podría mencionar es que está bastante enfocada hacia los fans de las novelas, y que los que no entiendan lo que es una distopía se podrían sentir algo despistados al ver la película. Por ejemplo, no se aclara donde está Paneem (aunque se supone que son los actuales Estados Unidos), ni tampoco qué había antes de la guerra. No obstante, para los que estamos acostumbrados a la ciencia ficción, es evidente que este "defecto" pasa totalmente desapercibido, y a cualquiera que no conozca este tipo de cine va a olvidarlo al cuarto de hora de empezar la película. Yo mismo no he leído los libros y no tuve ningún problema para entender el argumento.

Bien, pues eso, que tenemos nueva franquicia rompetaquillas en ciernes. Preparémonos para Los juegos del hambre 2, 3, 4 y así ad eternum. Pues genial, por mí pueden jugar con el hambre cuanto quieran, que les seguiré el juego.

Bienvenidos a los juegos del hambre... y que la suerte esté siempre de vuestra parte.

lunes, 9 de abril de 2012

El rito

Bueno, voy a redactar una crítica sobre una película antigua, que fui a ver al cine en su día, pero que tenía pendiente por no encontrar tiempo para escribirla. Sé que llega algo tarde, pero más vale tarde que nunca, ¿no?.

Un cura que se ha ordenado por necesidad en vez de vocación descubre su verdadera vocación cuando otro cura le habla de una rama vaticana de curas especializados en exorcismos. El Padre Lucas le enseña a desenvolverse en este oscuro mundo de exorcismos y lucha contra el demonio, convirtiéndose en su mentor.

La verdad, esta película me sorprendió mucho. En unos tiempos acostumbrados al efectismo y a provocar terror por visión y no por insinuación, El Rito representa una tabla de salvación, una película que basa su capacidad para el miedo en las interpretaciones, puras y duras. Hopkins se revela como el actor ideal para interpretar este tipo de papel, sobre todo hacia el final.

Lo cierto es que me pareció una historia maravillosamente contada, lenta pero es lógico, bien desarrollada y con el justo equilibrio de suspense. Llena de buenas ideas, como la del "ejército de exorcistas", y el "cura-que-es-cura-pero-no-se-lo-cree-mucho", lo cierto es que es un plato difícil de paladear, pero una vez se ha degustado resulta de lo más apetecible. Lo cierto es que hay que pensar un poco tras verla, si no, hay cosas que se pueden escapar.

¿Quizás le falta causar más miedo? Puede, en cierto modo es más bien suspense, pero suspense muy bien entendido y administrado. No obstante, lo reconozco, en este sentido se podría haber mejorado, es lo que faltaría pulir para tener un diamante de muchos quilates.

Aún así, recomiendo encarecidamente verla. Es muy difícil en el cine actual encontrar una película de estas características. Merece, a mi juicio, al menos un 8 sobre 10.

sábado, 31 de marzo de 2012

Ira de Titanes

Vuelve Perseo, esta vez padre de un niño, que tiene que detener a Cronos, padre de todos los dioses, quien está encerrado en el Tártaro, antes de que destruya el mundo.

Llega la secuela de uno de los éxitos palomiteros de hace unos años. Y ofrece más de lo mismo, enfocándose en ese "más": más acción, más efectos especiales y, sobre todo, más monstruos. En la primera, teníamos un remake que debía hacerse, ya que la Furia de Titanes original poseía unos efectos buenos para la época (especialmente el fabuloso maquillaje de Medusa), pero algo desfasados en la actualidad. En esta, no hay remake, es la continuación de la otra, aunque en realidad se puede ver perfectamente aislada.

Lo cierto es que el cambio de director (Jonathan Liebesman sustituye a Louis Leterrier) y de guionistas ha propiciado que se arreglen algunos desaguisados de la primera parte. Aquí Perseo resulta mucho más heroico, se ha alejado de la imagen de "héroe a su pesar" y ha aceptado su estatus de semidios. Aparte, tiene una pose mucho más regia, ya no parece un paleto currante de la obra (es lo que tiene haber ido de vacaciones a Pandora, claro). Por otro lado, el personaje femenino principal es Andrómeda, se elimina por completo a Io del reparto, personaje a mi juicio un tanto innecesario en la primera parte.

¿Sus virtudes? Hora y media de entretenimiento puro y duro. La cantidad de monstruos y criaturas extrañas es bestial, supera a Furia de Titanes. Además, están muy bien hechos (el único que me decepcionó un poco fue el minotauro. En este sentido es impecable, los efectos especiales sirven perfectamente a la espectacularidad de la historia. Por supuesto, se pasa la mitología por donde yo te diga (por ejemplo, niegan que Hércules pueda nacer), pero tampoco creo que la gente vaya a la sala de cine esperando ver una obra mitológicamente fiel.

Aparte, en esta segunda parte de aprovecha más a los dioses, Liam Neeson y Ralph Fiennes (junto a Edgar Ramírez como Ares) salen mucho más, no se limitan a servir como argumento secundario de la película, aunque al final resultan un poco dragonballeros, pero es perdonable dado el tono general del filme. Por otro lado, el montaje sonoro es impecable, la música resulta muy épica y acorde con las imágenes. Algunas escenas de fotografía, especialmente las del vuelo con Pegaso, son extraordinariamente bellas, aunque no abunden mucho.

Sus defectos, bien, tal como se puede suponer: el guión. Es muy parecido al de la primera, sin grandes cambios, con un desarrollo un tanto calcado. Pero, ¿esperamos otra cosa? Yo, al menos, no. He visto exactamente lo que pensaba ver cuando fui al cine.

En cuanto al final, queda ligeramente abierto, así que igual tenemos "Cabreo de Titanes", o vete a saber qué titulo le pondrán, para dentro de algunos años.

De verdad, si se hiciera un juego de rol de esta peli con fotogramas de la misma, me lo compraba. Seguro que sería una chusta, pero solo por ver el bestiario, valdría la pena...

sábado, 3 de marzo de 2012

La amenaza fantasma 3D

Bueno, como el argumento es de sobra conocido, pasaré de explicar de qué va y me centraré en la novedad, el 3D. Esto hará esta entrada un poco corta, pero bueno, es lo que hay xD.

La verdad, el 3D me ha sorprendido gratamente. Hace tiempo que llevo viendo películas convertidas a 3D, y la diferencia es brutal. Recuerdo cuando fui a ver Furia de Titanes, me quedé a cuadros de lo mal hecho que estaba el 3D. Ya suponía que algo habría avanzado, pero no esperaba este paso de gigante. A ver, estamos hablando de la mejor empresa de FX que hay, así que tampoco es de extrañar. En fin, que vale bastante la pena, no solo por revivir momentos de la saga (no sé cuando estrenarán el resto de episodios, pero bueno, todo se andará) sino por ver realmente hasta donde puede llegar una película convertida (e insisto en el matiz) a 3D si está bien hecha.

Bueno, pues poco más se me ocurre que decir, si queréis saber el resto, cogedla de vuestra DVDteca y vedla, no hay más, ni escenas añadidas ni nada xD.

Que la Fuerza os acompañe.

lunes, 20 de febrero de 2012

Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa

Un joven problemático recibe un mensaje de radiofrecuencia que le hace pensar que su abuelo está en la legendaria isla misteriosa descrita por Julio Verne. Con la ayuda de su padrastro y de un piloto de helicóptero y su hija, emprenderá un peligroso viaje para encontrarlo.

Película de aventuras sin más pretensión que hacer pasar un buen rato sentado en la butaca. Cine familiar en estado puro, es decir, no esperéis una historia trabajada, unas grandes interpretaciones, un guión inteligente... no, olvidad eso, id a ver algo entretenido y no os decepcionará, si pedís más, saldréis echando pestes. Tampoco creo que nadie espere ver a The Rock recitando a Shakespeare, así que el protagonista ya da una clara pista de lo que nos vamos a encontrar.

Lo ya comentado da pistas acerca de las interpretaciones: pasables, no de Oscar, evidentemente. La Roca aporta sus toques de humor (especialmente lo del "Pecto Pop", o como se llame, que toda la sala se rió con ganas), al igual que Luis Guzmán, que compone un personaje esencialmente cómico, los chavales bien, y Michael Caine en su línea, aunque uno esperaría ver a este magnífico actor en otro tipo de papeles, pero claro, hay que ganarse los garbanzos...

De todas formas, esta película es un claro ejemplo de hasta que punto da de sí el 3D, en este sentido es sobresaliente, se nota mucho que ha sido rodada para emitirse en ese formato. Esa es su principal baza, así que, si la vais a ver, mi consejo es que sea en 3D, en otro caso saldréis decepcionados. Realmente, vale la pena verla así, gana muchísimo (aunque no la he visto en 2D, pero bueno, me la puedo imaginar).

En cuanto a efectismo, paisajes muy bonitos y panorámicos (3D, no lo olvidemos), y los efectos especiales que uno espera ver en este tipo de producciones, trabajados en su justa medida, sin destacar. Vamos, que tampoco esperéis ver Avatar, pero bueno, no son los peores efectos que he visto.

No obstante, si hay algo que destacar de esta película, aunque no diga mucho a favor de la producción, es su doblaje. De verdad, un diez para los dobladores españoles, han hecho un trabajo sobresaliente. El intento por hacer entender a los niños términos en inglés o que se explique todo de forma tan clara (más incluso que en otras producciones aptas) merece cuanto menos un aplauso. De verdad, da gusto oír las voces españolas. ¡Incluso doblan a La Roca cantando! Es lo que más vale la pena de la película, al menos en España, por supuesto. Conste que no la he visto en versión original, pero bueno, tampoco hace mucha falta...

En resumen: película que se digiere bien en una tarde aburrida. Ideal para ir a verla con críos.

domingo, 8 de enero de 2012

Sherlock Holmes: Juego de sombras

En esta ocasión, Sherlock Holmes y su inseparable compañero Watson se enfrentan al malvado Moriarty a la vez que buscan al hermano de una gitana llamada Madame Simza.

Llega la segunda parte de uno de los blockbusters invernales de 2009. Estrenada más o menos en las mismas fechas, Sherlock Holmes: Juego de sombras ahonda en lo mismo que la primera parte. Es decir, mezcla de acción, investigación y humor, aderezado con unos muy ligeros toques steampunk. Realmente, el filme no aporta nada nuevo a la franquicia, pero tampoco creo que nadie esperase eso. Así pues, si te gustó la primera, vete a ver esta, saldrás del cine con la misma situación. Al menos, no baja la calidad, como ocurrió por ejemplo con Matrix.

Quizás la parte que más me ha decepcionado un poco ha sido Moriarty, a mi juicio era mucho mejor malvado Lord Henry Blackwood (el genial Mark Strong) que este profesor metido a genio del crimen. A ver, no es que Jared Harris lo haga mal, ni mucho menos, pero en comparación con otras versiones del personaje, esta se queda algo corta, con poco fuelle. Personalmente, habría continuado con la versión de “personaje misterioso que utiliza secuaces”, como en la primera parte, le habría dado más intriga. Aún así, al final protagoniza una de las a mi juicio mejores escenas del filme, una partida de ajedrez de la que no voy a contar nada, hay que verla.

En cuanto a sus aspectos positivos, sin duda el personaje de Madame Simza, interpretado por Noomi Rapace (la Lisbeth Salander de la saga Millenium original) es la mejor aportación. Brilla con luz propia, resultando muy superior a Irene Adler (Rachel McAdams). Esta tendencia a crear mujeres fuertes para la saga es sin duda una de sus mejores bazas, y desde luego, Madame Simza cumple con creces esa faceta. Otro nuevo personaje, Mycroft Holmes, hermano de Sherlock, aporta aún más humor y desenfado, además de que su intérprete, Stephen Fry, es un grandísimo cómico inglés. La escena en que la esposa de Watson (no spoileo si digo que se casa, tranquilos, se sabe nada más empezar la película) habla con él en su casa no tiene precio.

En cuanto al trabajo actoral, Downey Jr y Law correctos, como siempre, ofrecen papeles parecidos a la primera parte, resultando un Holmes socarrón y bravucón (basado, no lo olvidemos, en el personaje del cómic de Lionel Wigram y no en el original de Conan Doyle) en el caso del primero, y el perfecto gentleman inglés en el del segundo. Rapace y Fry geniales, como digo más arriba, y el resto bien (no, no voy a criticar el trabajo de Jared Harris, él está correcto en su papel, sólo que el personaje no me gustó).

Siguiendo con los aspectos técnicos, son muy parecidos a los de la primera parte, aunque en esta ocasión, se da más preferencia a las peleas a tiros y explosiones que a los combates a manos desnudas o con armas blancas. Mucha cámara lenta (en algunos momentos se hace un poco agobiante), pero en definitiva unas escenas espectaculares y muy bien orquestadas. Quizás han intentado hacer algo más espectaculares que en la primera algunos momentos concretos, pero tampoco demasiado, sigue en su línea (lo cual, a mi juicio, es positivo). La banda sonora es prácticamente idéntica de la primera.

Quieres descubrir cual es el juego de Moriarty? Adéntrate en el juego de sombras junto a... SHERLOCK HOLMES