lunes, 13 de octubre de 2014

Habemus twitter!!!!!!!!!

Bueno, pues escribo para comentar una noticia interna relacionada con este blog, y es que... he hecho una cuenta de Twitter vinculada al mismo!!!!!!! Ante el aumento exponencial de visitas gracias al seguimiento de Megan Montaner, he decidido moverlo un poco por redes sociales.

Así que nada, espero que sigáis la cuenta, que puntualmente irá dando noticia de las entradas. Esta es la url: Pues dicho y hecho, gente, la noticia es que... mi blog ya tiene Twitter!!!!!!! Ante el aumento de visitas gracias al seguimiento que hago a Megan, he decidido moverlo un poco por redes sociales. Su perfil es: https://twitter.com/CritConstruc

Saludos a tod@s!!!!!!!!!!!!!!!

miércoles, 8 de octubre de 2014

Dioses y perros (y III): Crónica de la premiere


Bueno, pues ha llegado el momento de describir mi experiencia con la primera premiere a la que asisto desde que abrí este blog, un relato que preveo tan intenso como la propia película. Vamos a ello...

Me fui de Barcelona el lunes a eso de las 18:00, aunque llevaba en el aeropuerto desde las 13:00. Me pasé la mañana en contacto con María, mi compañera de fatigas, que venía de Canarias, y con la distribuidora, ya que a esas alturas aún no tenía los pases de prensa ni nada parecido. Debo agradecer a Beatriz Asín, miembro de DyP, su amabilidad y paciencia conmigo. Aquí aprendí que no es lo mismo pase de prensa que pase para el photocall que invitación, y que lo que yo tengo que pedir son invitaciones, ya que como crítico lo que a mí me interesa es ver la película. Por suerte, el destino parecía estar de nuestra parte ya que a María le tocaron dos invitaciones en el concurso de TVE, lo cual nos dio tranquilidad.

Ella llegó a Madrid a eso de las 20:00 horas e intentamos ver a Megan a la salida de El hormiguero, programa al que había asistido junto a Hugo, pero cual fue nuestra decepción al ver que salía en un taxi sin mirar por la ventana. Acabamos el día un tanto decepcionados, pero bueno, teníamos las invitaciones y esperábamos hablar con ella al día siguiente.

Tras hacer un poco de turismo por Madrid, por la tarde fuimos a la plaza Callao, que era donde se estrenaba, y allí nos encontramos con Toñi, otra fan de Megan. Estuvimos charlando un buen rato, antes hacían un evento que no entendí muy bien para finalmente hacer el prestreno. Nos quedamos un rato fuera, no colocaron vallas ni alfombra roja, algo que me pareció extraño, y vimos a varios actores, al que más agradecí conocer fue a Luis Mottola, que colabora conmigo en el juego de rol solidario Campeones de Verne, aunque no conseguimos ver a Megan.

+
Luis Mottola y yo

Tras esto, entramos en la sala, nos podíamos sentar en las 8 primeras filas, así que elegimos una al azar y cual fue nuestra sorpresa al comprobar que estábamos sentados al lado de la familia de Megan, charlé un buen rato con Gorka, su pareja (estábamos sentados casi al lado cuando vimos la peli, con un señor en medio), quien me indicó que al photocall se podía subir y hacer fotos sin problemas, no me pude poner en primera línea pero saqué montones de fotos, pongo las que mejor quedaron aquí:

Eloy Azorín

Sandra Cervera

El equipo de la película

Hugo y Megan

Hugo Silva


Megan con Juan en una divertida pose. De perfil, David Marqués y Hugo Silva

Después del photocall (donde, por cierto, hacía un calor bestial), bajamos a la sala y nos dispusimos a ver la película, antes de la misma el equipo subió y dijo un corto y divertido discurso que pongo aquí:



Después de la película, de la que no hablaré aquí porque para eso he escrito la crítica, Gorka miró hacia atrás para donde estaba sentada Megan con el resto del equipo y me indicó que ya podíamos ir a verla, así que finalmente se produjo el tan ansiado momento, mi reencuentro con mi actriz más querida, a quien cada día aprecio más. A pesar de lo LIADA que estaba nos dedicó un momento, pudimos charlar un poco, incluso cuando le dije (en broma, claro) que la actriz protagonista no me había gustado, se puso a lloriquear de una forma tan real que estuve a punto de decirle "Megan, que es una broma!", aunque luego entendí que me estaba siguiendo la broma, de verdad que a Megan le sale el arte por los poros. Pude entregarle sin problemas el Premio a la actriz más querida, debido a que sus entradas han superado las 1000 visitas, las tres muñecas que había moldeado para ella y cuyo making of podéis leer aquí.

Megan y yo

Megan con María

Y... ¡Dándole el premio a Megan! Un momento muy especial para mí, espero de verdad que te gustara!!!!!

Ya con el trabajo hecho, salimos a la calle y saludé a Alex de la Iglesia, director a quien admiro mucho y con quien charlamos de juegos de rol, afición que compartimos, y de amigos comunes como el autor de Aquelarre Ricard Ibáñez, saludamos y hablamos un poquito con Lucía Álvarez y nos fuimos a recoger las maletas para dirigirnos al aeropuerto.

Con el gran Alex de la Iglesia

Con Lucía Álvarez


Y así terminaron dos días llenos de estrés y alegrías, mi segundo encuentro con Megan y mi primera premiere, que espero no sea la última, y espero que mi premio no sea el último premio que recibe. Como siempre, Megan, una alegría verte, y de lo único que me arrepiento es de no haberme despedido de Gorka ni de Luis, díselo de mi parte. Un abrazo para los tres y para toda la buena gente a quien vi y conocí esa memorable noche.

Y... nuestra foto finish!!!! A las 4 de la mañana en el aeropuerto. Cansados, con sueño (mucho xD), pero satisfechos!!!!

Premiere Dioses y perros II: Crítica


Pasca es un ex boxeador que trabaja como sparring en un gimnasio de Vallecas, llevando una vida gris y complicada al tener que cuidar de Toni, su hermano paralítico debido a un accidente. En su vida irrumpe Adela, una joven profesora trasladada desde Santander que hará ver a Pasca las cosas de forma más positiva, aunque una serie de hechos le introducirán en una cruzada personal que traerá una serie de consecuencias que cambiarán su vida.

Lección de estilo que nos proporciona David Marqués con este filme, me ha sorprendido muy gratamente. Lo primero que debo decir de él es que no es una peli española "típica", de hecho hay trozos que no me han parecido españoles, su estilo es muy europeo y si me dijeran que es una película francesa me lo creería. Espero que esto redunde en su beneficio porque, sinceramente, se lo merece, está muy bien llevada de principio a fin, sin fallos ni giros guionísticos extraños (un guión, por cierto, lleno de buenos diálogos que nos permiten conocer a los personajes y las circunstancias que les rodean) y considero todos los premios obtenidos muy justificados.

Una de las cosas que más me han gustado es que va volviéndose progresivamente más oscura para, finalmente, volver a la luz. Realmente, la oscuridad viene a partir de que averiguamos el por qué del título de la película, algo que sin duda cambia y marca el ritmo a partir de entonces.

Y ahora, vamos a analizar el trabajo actoral:

Hugo Silva es Pasca, el protagonista de la película. Su interpretación es para quitarse el sombrero, este boxeador fracasado es uno de los personajes más bestiales del actor madrileño, lo construye a la perfección y nos ofrece momentos absolutamente brillantes. Se carga a las espaldas un guión difícil y lo hace con una maestría y profesionalidad absolutas, tanto en el drama como en la comedia, moviéndose por la oscura vida de Pasca y su posterior ascenso hacia la esperanza. Hugo sin duda tiene mucho talento para interpretar y lo demuestra. Sería lo mejor de la película si no fuera porque...

El principal papel femenino está interpretado por ella, por la única, la inmensa Megan Montaner, de quien David sabe sin duda el talento que ostenta y lo exprime y aprovecha al máximo. Su Adela es un personaje dulce, entrañable pero, por encima de todo, hablador. De verdad, si queréis escuchar la voz de Megan, id a ver esta película al cine, creo que habla tanto en los 83 minutos que dura la película como en toda la primera temporada de Sin identidad. Además, este personaje, sin saberlo nadie, tiene mucho que ver conmigo... mi madre se llama Adela, es de Huesca, y mi tía vive en Santander... vamos, que Megan ya es casi como de la familia para mí jejeje. Nada que decir, yo siempre me quito el sombrero ante el talento de mi actriz favorita, que una vez más demuestra que da igual el papel en el que la pongas, lo va a ejecutar a la perfección.

Megan y Hugo en una escena del filme

El tercer papel principal lo ostenta Juan Codina como Fonsi, el amigo de Pasca y a mi juicio el personaje que da el punto de oscuridad a la película, un hombre derrotado por la vida que no hace más que meter en problemas a Pasca, aunque al final protagoniza una de las principales escenas del viaje de redención del personaje. Juan ejecuta el personaje de forma impecable, sin fisura alguna, la escena inicial en el parque de las siete tetas con Silva, por ejemplo dice mucho acerca de los dos personajes, su relación, el por que llegan a lo que llegan y en qué consiste su apoyo mutuo.

Seguimos con Elio González, quien interpreta a Toni, el hermano paralítico de Pasca. No lo conocía y me ha parecido un actor sencillamente magnífico, su duelo interpretativo con Silva es monumental, realmente te llegas a creer que es paralítico y lleva a su personaje de forma brillante, me ha dejado con muchas ganas de ver más sobre él. Un aplauso para ti, Elio, de parte de otro "muerto de hambre".

Hugo, David y Elio durante el rodaje

Y el otro papel femenino está interpretado por Lucía Álvarez, actriz gallega a quien no conocía y que me ha parecido magnífica, aunque su papel sea quizás demasiado breve, uno se queda con ganas de saber más de su Gloria, novia de Toni y cuñada de Pasca, aún así su intervención en una de las escenas más divertidas de la película, el diálogo entre los tres personajes en la cocina, le da mucha fuerza y empuje. De nuevo, al igual que con Elio, muchas ganas de saber más sobre los trabajos de Lucía.

Otro de los aspectos positivos de la película es su banda sonora, impactante y dura a veces, a juego con el tono general de la película. Los créditos inciales son de traca, fabulosos y que te introducen en el filme a la perfección.

Y ahora el, a mi juicio, único fallo del filme: es demasiado breve, te deja con ganas de más, te atrapa y te engancha de una forma tan bestial que cuando se acaba piensas "¿Ya está, esto es todo?". Creo que redondear a los 90 minutos le habría venido genial, introducir 7 minutos hacia el final la habría redondeado del todo, aún así Dioses y perros se queda como una de las mejores películas de cine español que he visto nunca, ojalá tenga un buen taquillaje y se convierta en la siguiente "8 apellidos vascos", porque se lo merece. Guión, dirección y reparto impecable, todos implicados en convertir esta película en un regalo para el espectador que he tenido el honor de disfrutar en la primera premiere a la que he asistido en mi vida (aunque, por supuesto, repetiré en un cine de Barcelona). David, Hugo, Juan, Elio, Lucía y, por supuesto, Megan, lo único que os puedo decir es... gracias. Por vuestro esfuerzo, por vuestro trabajo y por vuestro buen hacer. Así da gusto ir al cine. ¿Para cuando Dioses y perros 2?

No estoy seguro porque no me acordé de preguntarlo, pero creo que esta fue la escena en que Hugo y Megan improvisan ya que ella habla de uno de sus perros, Manson. Fabuloso diálogo, como todos los de la película.

En resumen, que me ha encantado. Le doy tranquilamente un 8, que con esos 7 minutillos se elevaría a 9. Aún así, la recomiendo a todo el mundo, no os arrepentiréis de verla.

Premiere Dioses y Perros (I): making of del Premio a la actriz más querida

Este artículo es un poco especial, ya que no trata exactamente de cine, aunque resulta un anexo de la crónica del prestreno de Dioses y Perros. Durante el encuentro con Megan que tuve en la premiere de Dioses y perros pude hacerle entrega de un trofeo que ella no se esperaba, el Premio Especial Críticas Constructivas a la actriz más querida, consistente en tres miniaturas hechas a mano y pintadas por mí que representaban a tres de sus personajes, Pepa de “El secreto de Puente Viejo, Maite de “Gran Hotel” y María de “Sin identidad”. A continuación narraré el proceso de creación de este pequeño trofeo, quizás no tan importante para ella como otros recibidos pero que personalmente me hizo mucha ilusión hacerle:


MATERIALES


Para moldear miniaturas hace falta masilla de modelismo de dos componentes, que se puede encontrar en cualquier tienda especializada, ya sea de modelismo o bellas artes, e incluso en ferreterías, ya que es similar a la que se utiliza para tapar las grietas en las tuberías. También es necesaria una lima, una lanceta (herramienta para modelar) o bien cualquier tipo de objeto plano, romo y, lo más importante, SIN FILO, hay que tomar precauciones y una lima también roma, sin punta. Para crear el esqueleto hacen falta alambre y palillos, y para cortar una tijera y un alicate cortalambres.


Para pintar las miniaturas, es necesaria pintura especial para maquetas. Yo personalmente utilizo pintura acrílica, que se diluye con agua y no es tóxica. Muy importante para los padres, si queréis que vuestro hijo se inicie en este bonito hobbie recordad aseguraros de que la pintura que utilicen no tenga base de alcohol sino de agua (es decir, la ya mencionada acrílica), ya que la primera es tóxica y necesita un disolvente especial, también tóxico, para diluirse.


PRIMER PASO: EL ESQUELETO


El esqueleto es el interior de la miniatura, aquello en lo que se sostiene y que a la vez da al modelador la idea de la escala. Normalmente se utiliza alambre, pero para estas miniaturas, que eran algo grandes ya que iban a ser “deformers” empleé un palillo al que corté un trozo para que no quedaran demasiado altas. Antes de nada dibujé un esquema muy básico de como iban a ser las miniaturas, y con esto en mente me puse a moldear, empezando por las piernas, lo cual es habitual ya que así las miniaturas se sostienen solas. Tal como preví, la más difícil de las tres fue María, ya que tanto Pepa como Maite llevan faldas y me bastó con moldear dos conos de masilla alrededor del palillo. En cambio, a María tuve que hacerle las piernas y los pies, por lo que costó un poco más pero se hizo. Una vez dado este paso, las dejé secar un buen rato y me preparé para el siguiente, moldear el cuerpo.


Falda de Pepa / Maite


Las dos faldas


Piernas de María

SEGUNDO PASO: EL CUERPO


Antes de empezar a moldear el cuerpo, pegué un alambre al palillo a la altura de los hombros, que me iba a servir como esqueleto de los brazos. En este punto no hay que medir demasiado el alambre, si queda largo ya lo cortaréis, pero, importante, es vital que no pongáis los dedos en los extremos ya que os podríais pinchar. Una vez cortado con un alicate cortalambres, lo uní al palillo mediante Blu Tak (un tipo de masilla temporal que sirve para colgar pósters), y procedí a moldear el cuerpo. Obviamente, al ser caricaturas no había que reproducir el cuerpo de Megan con exactitud, aunque sí darle forma femenina. Empecé por el de Pepa y, para reproducir la cintura de la actriz la apreté ligeramente con los dedos por los laterales. No os preocupéis si quedan surcos de vuestras huellas dactilares, ya que una vez se seque la masilla las podréis limar.


Sé que cuesta imaginar a Megan en esta especie de espantapájaros, pero dadme tiempo...

Tal como pensaba, el cuerpo de Maite fue el más difícil de los tres ya que tiene numerosos detalles: la corbatita roja, los botones y las solapas, así que me puse manos a la obra. Usé el mismo truco para el talle que con el cuerpo de Pepa y el resultado fue bastante bueno.

El cuerpo de Pepa en detalle

El cuerpo de María fue el que menos problemas me dio de los tres, ya que el traje de presidiaria es muy “tela de saco”, me limité a darle un poco de forma y fuera, realmente compensó lo difícil que me había resultado moldear las piernas, que tuve que arreglar posteriormente porque los pies habían quedado enormes.

El cuerpo de Maite con todos sus detalles

TERCER PASO: BRAZOS Y MANOS


Los brazos son la parte más fácil de hacer, ya que solo requieren doblar los alambres hasta alcanzar la postura deseada y envolverlos con masilla dando a la manga la forma deseada. En el caso de Pepa, tenía que ser algo abultada en el extremo, ya que quería hacerle mangas anchas, pero a las otras dos les hice mangas más normales.

El cuerpo de Pepa con los brazos hechos

En cuanto a las manos, normalmente son muy complicadas de hacer pero en este caso fueron muy fáciles porque, al ser figuras cabezonas sencillamente hice dos bolitas de masilla, una por mano, y las clavé en los alambres. Les hice un pequeño punto en medio con la lanceta para representar que estaban cerradas.

Las miniaturas con los brazos en sus distintas fases: brazos y manos en la de Pepa, solo brazos en la de Maite y alambres en la de María



CUARTO PASO: CABEZAS


En las cabezas estaba la clave de las miniaturas, donde se notaba la diferencia con la realidad. Primero hice tres bolas de masilla y las clavé en los palillos, cubriéndolos por completo. Tras esto, en la cabeza de Pepa grabé una sonrisa con la lanceta y en la de María la cicatriz que lleva en la serie.

Las tres miniaturas secándose antes de añadir el pelo. Aquí ya empezamos a vislumbrar como serán. Puse mi móvil al lado para que os hagáis una idea del tamaño



Tras esto moldeé el pelo. Siempre ha sido una parte a la vez difícil y agradecida. Para Pepa, que lleva una melena rizada, puse dos tiras enrolladas como bucles frontales y cubrí la parte de atrás con una capa de masilla, en la que hice surcos horizontales y verticales con la lanceta. Para Maite cubrí la cabeza con una melena corta y añadí un moño en la parte superior, grabando pequeñas rayas con la lanceta, y finalmente para María hice una melena corta parecida a la de Maite pero más recta e hice unos surcos verticales. Ya estaban listas para ser pintadas.

Monísimas, ¿verdad? Pero pintadas quedarán mejor, ya veréis

QUINTO PASO: PINTADO


Siempre me ha gustado pintar, más que moldear. Dar ese toque final a las miniaturas para personalizarlas es muy divertido. Siempre pinto con pincel (del 0 normalmente es suficiente para cualquier miniatura) y pintura acrílica. Además, en esta ocasión utilicé un punta fina para dibujar los ojos y las bocas.


A las tres les pinté la cara de blanco (lo que se llama una capa de imprimación, normalmente se da en toda la miniatura pero en este caso, al ser de color claro, no hizo falta) y dibujé los ojos para delimitarlos del resto del rostro. Luego hice dos puntitos con el punta fina para representar las pupilas.


A continuación pondré el proceso de cada miniatura:


PEPA: Falda morada, chaleco gris claro con mangas blancas, carne para las manos y la parte inferior de la cabeza y marrón para el pelo. Hice algunas sombras con gris más oscuro en las mangas y en el chaleco a pincel seco (técnica que consiste en limpiar casi toda la pintura del pincel hasta que queda solamente un poco entre los pelos), la melena la pinté por entero con tinta marrón (que se mete en los recovecos para hacer sombras, lo que se llama un aguado, es lo contrario del pincel seco pero con las tintas no hace falta hacerlo) y le apliqué un pincel seco en color beig a modo de luces (una luz es lo contrario de una sombra, es decir se da en las zonas más prominentes de la miniatura con un color más claro que el original). El interior de la boca lo pinté con rojo para representar los labios de Megan y le puse una fina línea blanca en el centro, que representaba los dientes.

Pepa pintada (antes de pintar los dientes)

MAITE: traje gris con el cuello de la camisa blanco y la corbata roja, cabello y los botones negros, y el rostro parecido al de Pepa con la diferencia de que dibujé la sonrisa con el punta fina. Sombreé un poco en gris el traje e iluminé el pelo también con gris (el negro no se sombrea, obviamente). En conjunto, la más difícil de pintar.

Maite pintada

MARÍA: para la ropa utilicé una mezcla de beig con marrón y blanco, debía quedar algo “sucio” por lo que hice la mezcla directamente sobre la miniatura poniendo más o menos marrón según me apetecía, pinté el pelo marrón y el rostro como siempre, con la diferencia de que le puse una expresión de “penita” en vez de una sonrisa y dibujé una pequeña lágrima debajo del ojo derecho. En el cuerpo apliqué sombras más fuertes que en las otras dos para resaltar el aspecto de tristeza, y la cicatriz la pinté con gris mezclado con rojo.

María pintada


Y solo faltaba ponerlas a las tres en una peana para que lucieran más, cosa que hice simplemente pegándolas con cola blanca a una peana de madera que había comprado. ¡Premio listo!

Y... ¡terminado! Sin duda, así lucen más

Con una moneda de 1€ delante para que, de nuevo, os hagáis una idea de la escala