sábado, 18 de febrero de 2017

Múltiple


Tres adolescentes son secuestradas por un hombre con personalidad múltiple que les hará pasar por un infierno a la vez que hace surgir su personalidad definitiva.

Mi relación con M. Night Shyamalan es un poco de amor-odio. Me sorprendió con "El sexto sentido", me cautivó con "El protegido", que considero su mejor película, me decepcionó con "Señales" y me hizo echar pestes con "El bosque". A partir de su cuarta película dejé de fijarme en la filmografía de este director, solo he visto un par de pelis suyas en la tele (la de los suicidios que me pareció de vergüenza ajena y "Airbender: el último guerrero", que al ser un encargo no la considero suya del todo), pero las buenas críticas de "Múltiple" me han animado a verla...

Y reconozco que me he reconciliado con él. "Múltiple" es el escaparate de lo mejor de este director. Guión trabajado, pausado, interpretaciones sobresalientes, planos generales cargados de detalles, música inquietante... sin duda, la puedo situar como una de las tres mejores películas de terror que he visto en los últimos dos años, y desde luego demuestra que, cuando quiere, Shyamalan es capaz de hacer obras maestras, atmosféricas y que te dejan pegado a la butaca.

Pero por supuesto, una película no sería nada sin actores, y desde luego estos están de guinda. James McAvoy interpreta a las diversas personalidades del psicópata con un extraordinario tino (¿candidato al Óscar al mejor actor?), sin duda este joven actor ofrece lo mejor de sí mismo en este filme, se nota que lo ha dado todo y que Shyamalan ha sacado lo mejor de él, pero atentos también a la joven Anya Taylor-Joy, que interpreta a Casey, la líder de las chicas secuestradas. Hay que decir que Anya es más mayor de lo que parece en la película, hecho que quizás le dote de una mayor profesionalidad pero no le quita mérito, resuelve muy bien los duelos interpretativos con McAvoy. Mención especial merece la escena del walkie-talkie, a mi juicio la mejor de la película.

En cuanto al final... bien, esta vez no hay giro, supongo que se cansaría de hacerlos, pero sí que hay una sorpresa que no voy a desvelar y que anticipa una continuación, la cual espero que se produzca porque sin duda promete dejarnos boquiabiertos de nuevo.

Y esto es todo lo que dan de sí las múltiples personalidades de Kevin, que no es poco. Película para ver y repetir hasta quedarse con todos los detalles, mi puntuación personal un 8.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Star Wars: Rogue One



Rogue One narra la historia de un grupo de rebeldes que roban los planos de la Estrella de la Muerte. Es inmediatamente anterior a Una nueva esperanza.

Bien, pues tras un año llega la segunda película de Star Wars salida de la factoría Disney, y la primera que no gira alrededor de los Jedis y la familia Skywalker. Ofrece varias cosas que desgrano a continuación, como siempre SIN SPOILERS.

De nuevo, Rogue One es un canto a la nostalgia, ofrece todo lo que uno espera de una película de Star Wars: escenas memorables, música emocionante y espectacular, personajes con momentos infartantes, y en definitiva todo el "espíritu Star Wars" está ahí, con esos emocionantes combates en los que sabes que van a ganar los buenos pero da igual, te tienen clavado a la silla, esa sensación de ciencia ficción cotidiana, con todos subiendo a las naves y volando por el espacio como quien coge un autobús, esa imagen de "fabuloso pero usado" con polvo y suciedad por toras partes... Por otro lado, el elenco de actores también está a la altura, destacaré a nuestro Diego Luna, estupendo en su papel de rebelde, a Mads Mikkelsen, que poco a poco se va haciendo un hueco como "secundario de lujo", y por encima de todo a Felicity Jones que demuestra que sea en el drama o en la ciencia ficción hace un trabajo sobresaliente. Por otro lado, hay algunos cameos de personajes de la trilogía original... Y, por encima de todo, se recupera la presencia de Darth Vader, aunque en este caso como personaje secundario. No he podido evitar echar una lagrimita cuando no le he oído doblado por Constantino Romero...

En cuanto a los efectos visuales, están a la altura de las circunstancias sin innovar demasiado. No encontraréis nada demasiado innovador, pero tampoco creo que fuera la intención, el CGI está bien hecho y los combates son tan espectaculares como siempre, pero innovar, innovar... pues no, no innova. No me detendré mucho en ellos porque, como digo, no creo que sea lo que más destaca de la película (cosa rara en Star Wars, pero es así).

Y bueno, el guión bien, los actores como digo más arriba ayudan mucho, pero aunque mantienen el "espíritu Star Wars" hacia el final decae un poco. No voy a desvelarlo, evidentemente, pero a mí personalmente no me ha gustado, creo que desluce el resultado general de la peli, aunque reconozco el esfuerzo de Gareth Edwards por hacer algo no tan palomitero y sí más profundo creo que resulta un poco vago e incluso decepcionante en algunos momentos. Por otro lado, y puestos a pedir, Luna podía haber hecho de Dash Rendar, uno de mis personajes de fuera de las pelis favoritos. Ah! Si alguien espera alguna conexión entre esta película y el videojuego Rogue Squadron que se olvide, no tienen nada que ver.

Pero bueno, son pequeños puntos que, aunque deslucen un poco el trabajo final, no impiden disfrutar de un entretenimiendo de primer orden, tanto para nostálgicos de la trilogía original como para espectadores de nuevo cuño. Mi puntuación personal para Rogue One, un 7. ¡Que la Fuerza os acompañe!

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Doctor Strange



Un cirujano, Stephen Strange, sufre un accidente que le impide seguir trabajando. Obsesionado con volver a su vida anterior viaja al Tibet para aprender conocimientos místicos. Esto será solo el inicio de una guerra mágica.

Bien, Marvel para mí tiene tres tipos de película: truños infumables que parecen episodios alargados de una serie, películas de calidad que no sorprenden pero que agradan (las que más), y obras superlativas que te dejan pegado al asiento. Pues gente... este es uno de esos terceros casos.

Doctor Strange tiene un guión que explica a la perfección que es la magia, con unos giros y unas licencias con respecto al cómic que sirven para adaptarla a nuestros tiempos e introducir teorías como las de Aleister Crowley, y unos efectos visuales apabullantes, deudores de "Origen" pero muy mejorados. Si a esto le añades a uno de los mejores actores de la actualidad, Benedict Cumberbatch, tienes un cóctel explosivo que no se queda solo en película de superhéroes, situándose como uno de los puntales de Marvel.

Quizás su "fallo" (nótense las comillas) es que resulta algo más lenta y falta de acción que la media de películas Marvel. Esto, si conoces los cómics, es toda una virtud ya que el Doctor Extraño ha tenido siempre su propio universo, muy al margen del resto de Marvel (enemigos exclusivos, etc), pero para el gran público podría parecer chocante. No obstante lo conectan con el resto del MCU de una forma sutil pero eficaz. Esa es otra de sus grandes virtudes, puede ser vista como una película de superhéroes más o de forma individual, no necesitas conocer nada de Marvel para apreciarla.

En cuanto a la banda sonora, pues quizás no sea su punto fuerte pero cumple muy bien con su cometido, que es ambientar las espectaculares imágenes. Aparte de Cumberbatch, el resto de actores bien, en especial Mads Mikkelsen y Tilda Swinton (que por cierto, interpreta un personaje que en el cómic es un hombre, pero ni lo notas).

Y nada más que decir, un gran acierto por parte de Marvel Studios. En cuanto a su comparación con el resto, puedes verla en mi ranking.

sábado, 20 de agosto de 2016

Nunca apagues la luz



La película se centra en una familia rota debido al trastorno mental de su madre, Sophie, que ha afectado a sus dos hijos, Rebecca y Martin. Pero... ¿seguro que su madre está tan loca como parece?

Película sorprendente del director David F. Sandberg, quien compone con eficacia una mezcla entre thriller psicológico e historia de fantasmas muy bien resuelto en cada una de sus partes. Basada en un corto del mismo director, explora uno de nuestros miedos básicos, el temor a la oscuridad, construyendo un guión inteligente y, lo más importante, que no se apoya en el efectismo para generar miedo, algo que puede constatarse cuando no decae en ningún momento, ni siquiera cuando se descubre todo lo que hay detrás, lo cual ocurre más o menos poco después de la mitad, y aún así sigue aterrando de forma eficaz, aparte de romper algunos tópicos. El primer tópico que rompe es el de su protagonista, bellísima Teresa Palmer quien, atención, es aficionada al heavy metal y... rubia. Sí, señores, la rubia es la protagonista y no es tonta.

La película mezcla varios géneros como el drama familiar, el cine slasher (aunque no hay escenas gore), las películas de fantasmas y las de posesiones. Como digo con un ritmo muy bueno, con una dosificación del suspense muy bien conseguida y unos efectos especiales de los que no se abusa y logran a la perfección su objetivo de darnos un buen susto. No se abusa del efectismo y se mantiene el suspense con unos actores no demasiado conocidos pero entregados, que crean una buena química entre ellos y logran que nos creamos lo que está sucediendo.

La película, en su forma de crear terror atmosférico, su banda sonora y algunas de sus escenas me ha recordado un poco a la estupenda Silent Hill mientras que su tono psicológico y una parte de su argumento se parece a esa genialidad que es Session 9. Ambas me gustaron mucho, así que con esta he disfrutado.

Y poco más, solo recomendar su visionado para quienes como yo estén un poco harto del cine de terror efectista y de susto fácil y busquen algo más. Mi puntuación personal, un 7.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Escuadrón suicida



Tras los hechos ocurridos en Batman vs Superman, Amanda Waller, una agente secreta, decide formar la Fuerza X, un grupo secreto dirigido por el coronel Rick Flagg y formado por supervillanos convictos a los que se asignan misiones secretas y muy peligrosas.

Película que fui a ver con cierta reticencia, los trailers me auguraban que finalmente DC/Warner se había subido al tren "superhéroes con humor" que tan bien le funciona a Marvel... ojo que no critico para nada este tipo de mezcla, me encanta... en Marvel. DC quiere desmarcarse y apostar por una fórmula más seria, y me parece bien aunque les funcione peor. Pues me ha sorprendido agradablemente que sigan con ella. "Escuadrón suicida" tiene, ciertamente, más humor que Batman vs Superman, no es tan seria ni ominosa, pero no es ni de lejos el humor de Marvel. Quizás lo correcto sería decir que es más "profunda" (nótense las comillas) que las de Marvel sin llegar a la seriedad de su predecesora. Pero vamos a lo que vamos.

En su primera parte se dedican a presentarnos a los personajes. Me ha gustado que se conserve el espíritu del cómic, con tensiones entre ellos a lo "Doce del patíbulo" (inevitable referencia) y el protagonismo de Deadshot, enemigo de tercera regional de Batman que encontró en este cómic y sobre todo en su guionista, John Ostrander (que tiene un pequeño homenaje) la oportunidad de su vida, remodelándolo por completo. Will Smith recoge la antorcha ofreciéndonos al personaje más humano del grupo. Comparte protagonismo con Margott Robbie, Harley Quinn, personaje proveniente de los dibujos animados en su segunda adaptación a imagen real (la primera fue la serie "Birds of Prey" que no llegó a España) y que resulta un personaje fresco y complejo que de paso sirve para presentar al Joker. En cuanto a él, Jared Leto lo hace bien pero no iguala a Ledger, lo siento. No obstante, su personaje se ajusta bien al perfil de secundario de lujo. Por cierto, no viene muy a cuento pero en castellano le ponen la misma voz que a Jim Carrey, que siempre he pensado que habría sido un gran Joker... y no, no voy a comentar nada sobre la ""peli de Batman"" en la que salió... (nótense las dobles comillas). El resto son bastante parecidos a sus versiones comiqueras, aunque me ha sorprendido agradablemente el Capitán Boomerang, que siempre había sido un personaje para mí bastante patético en los cómics y que aquí mola bastante, me ha pasado lo mismo que en su momento con Ojo de Halcón. Killer Croc es lo que se espera, el bruto, el Hulk del grupo, Katana bien, me ha gustado bastante y está bien adaptada. En cuanto a Rick Flagg y Diablo, muy buenos personajes ambos, el primero parecido al del cómic incluyendo esa sensación de ser "tan malo como los demás sin ser un villano" (igual que Katana) y el segundo una verdadera sorpresa, lo han cambiado de arriba abajo para bien, al igual que a Boomerang. Respecto a La Encantadora, hablar mucho de ella es hacer spoilers, pero se ajusta bien al cómic, entra en el Escuadrón por las mismas razones y es bastante parecido.

La segunda parte de la peli es la de acción pura y dura, tiros, movimientos de cámara chungos, efectos especiales, toques de humor y banda sonora trepidante. Lo que uno espera en una película de este tipo, vamos. No me extenderé mucho, solo diré que no hay sorpresas, si esperas ver una peli de acción (y yo, al menos, no espero que me reciten a Shakespeare cuando voy a ver superhéroes).

Y esto es lo que da de sí "Escuadrón suicida", que no es poco. Y ya la tienes clasificada en mi ranking.

jueves, 4 de agosto de 2016

La leyenda de Tarzán



John Clayton, un noble inglés, es reclutado por los gobiernos británico y estadounidense para viajar a África como embajador para investigar en secreto las actividades de los enviados del rey de Bélgica, y le eligen a él porque no solo es un noble inglés; él es Tarzán, un nombre legendario tanto en Europa como en África.

Película que he ido a ver porque no había entradas para la que yo quería ir a ver realmente, y que la verdad, me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Sin duda, lo que más me ha gustado es el fuerte sabor pulp de la cinta, que echaba de menos en anteriores encarnaciones. La figura de Tarzán es tratada como un ser legendario, un fantasma de la jungla que está entre hombres y animales (me ha recordado mucho a The Phantom - El hombre enmascarado), y ese toque ya le da a la película un sabor diferente.

En cuanto a los actores, Alexander Skarsgard cumple como Tarzán, y desde luego su físico, mucho más cercano al de Johnny Weismuller que al de Christopher Lambert (nunca entenderé como un actor tan malo ha podido hacer producciones de tanto calibre...) es más que apropiado para el personaje, Margot Robie como Jane genial, nos ofrece una mujer fuerte y adelantada a su tiempo, Samuel L. Jackson, que interpreta a un embajador americano, se encarga de aportar humor y ese necesario alivio paródico que tanto se agradece, Djimon Houston interpreta a un "malo-bueno" que tiene una historia personal con Tarzán que constituye por sí sola una atractiva subtrama... y mención aparte merece el siempre eficaz Christoph Waltz, que interpreta al Capitán Rom, el malo, un villano que rezuma pulp por todos los poros, arma rara incluida, y que para mí es el punto que le faltaba a cualquier película antigua.

La producción es impecable, mezclando escenarios naturales con animales generados por ordenador, lo cual crea una fotografía y una serie de fotogramas muy bellos y trabajados, y todo aderezado por la espectacular banda sonora de Hans Zimmer, otro de los puntos fuertes de la película, que sigue demostrando que es uno de los grandes de Hollywood en lo que a música se refiere junto a John Williams y alguno más. Si no lo nominan al Óscar por esta película, a las puertas se va a quedar.

En cuanto al guión, es la razón por la que salí tan encantado. Yo me esperaba el típico blockbuster veraniego y me encontré bastante más. A ver, no es una película de arte y ensayo, es muy entretenida, pero lleva un paso más allá el entretenimiento, adaptando elementos del pasado (de la literatura pulp, como ya he dicho antes) a nuestros tiempos, y lo consigue de forma muy eficaz. El personaje es el que es, pero si lo retratas de una buena forma, gana, y para mí David Yates en esta cinta lo consigue.

Y esto es lo que da de sí "La leyenda de Tarzán", solo me queda recomendar su visionado en especial si os gusta la literatura y el cómic pulp. Le doy un 7 sin reservas.

martes, 26 de julio de 2016

La embajada



La embajada española en Tailandia acoge a un nuevo embajador que se verá envuelto en una trama de poder y corrupción mientras la infidelidad y el chantaje sexual corren como la pólvora entre bastidores.

Bien, llega un momento difícil porque por primera vez voy a criticar un producto de Megan Montaner, a quien ya sabéis que adoro y respeto como actriz y como persona, que no me ha gustado.

Sí, lo he dicho, la serie no me ha gustado, y considero que el castigo que le ha dado la audiencia está más que justificado.

¿Qué es lo que no me ha gustado? Pues por encima de todo, que la trama es digna de un culebrón de tarde. Hago constar que no tengo nada en contra de los culebrones, no en vano me vi casi 400 capítulos de El secreto de Puente Viejo, pero es una serie dirigida a un tipo de público muy concreto mientras que las series en prime time son (o deberían ser) mucho más amplias. Si haces una serie basada en el amor y el sexo, como es el caso que nos ocupa, te tienes que atener a las consecuencias: vas a aburrir a una gran parte del público, ese público que no está acostumbrado a este tipo de argumentos y que pide otra cosa a las series. Lo mejor es que el primer y el último capítulo están muy bien, de hecho para variar en las series españolas no la cagan sino que acaba como tiene que acabar. El problema son los capítulos del medio.

El resto de la serie no tiene objecciones. Buena factura, aunque podrían haberla rodado en escenarios mejor elegidos en algunas ocasiones, actores que están bien en sus papeles, una sobria Belén Rueda y una estupenda Amaia Salamanca, me ha sorprendido para bien. Chino Darín siguiendo los pasos de su padre, Abel Folk en uno de los papeles principales con solidez, y unas grandes Melanie Olivares y Alicia Borrachero. Sorprende la gran cantidad de actores y (sobre todo) actrices maduras en unos tiempos donde abundan las series protagonizadas por jóvenes, lo cual sin duda sitúa el plano actoral a un nivel muy alto. Lástima que sea tan difícil levantar un guión como ese...

En cuanto a Megan, interpreta a Sara, secretaria de la embajada y amante de Eduardo Marañón (Raúl Arévalo), el principal aspirante a embajador y marido de Fátima (Amaia Salamanca)... ¿veis lo que os decía de un tono culebronero?. Bueno, a lo que iba, Megan protagoniza las escenas más tórridas de la serie, incluyendo una de sexo oral implícito que me dejó clavado en la silla... aún no sé si para bien o para mal. En resumen, se explota el portentoso físico de la actriz y se deja de lado su bestial talento, desaprovechándola por completo. Supongo que cuando aceptó el papel querría cambiar un poco de registro y hacer de "medio mala", pero lo cierto es que su personaje queda demasiado deslucido... espero que la comedia que está preparando le ayude a recuperarse de este bache, y sea como sea aquí estaremos apoyándote, Megan.

En resumen: serie adecuada para otros horarios que podía haber dado mucho más de sí. Le doy un 6 raspadito.


Sea como sea,su mirada me sigue cautivando...